El San Bernardo

Si eres millennial seguramente viste alguna de las películas de Beethoven. Un San Bernardo muy gracioso, terco y súper cariñoso con los niños de la familia. Pues te vamos a platicar un poco más sobre ésta raza...

La historia del San Bernardo comienza en el "Gran Monte de St. Bernhard" ubicado entre Suiza e Italia. En el siglo XI se empezaron a instalar en la zona algunos viajeros y peregrinos para posteriormente, en el siglo XVII comenzar a criar perros grandes y robustos para protección y el clima tan frío.


Al inicio estos perros servían como protección, pero posteriormente comenzaron a desarrollar nuevas habilidades, entre ellas el rescate de personas que quedaban sepultadas en la nieve después de una avalancha. La historia del San Bernardo se comenzó a documentar por el año 1707, en crónicas que redactaban la astucia de estos perros para encontrar a las personas perdidas.


Fue en 1800 que los soldados de Napoleón Bonaparte comenzaron a darle fama a la raza en toda Europa. No obstante, en el año 1887 el San Bernardo fue reconocido como una raza Suiza convirtiéndolo en el perro nacional suizo.


Ahora que ya sabemos más de su pasado, podemos comprender muchas cosas de ésta raza en la actualidad. Son perros de talla grande, robustos, musculosos, imponentes y muy expresivos. Su carácter es gentil, obediente, paciente y muy leal. Sobre todo con los miembros de su familia humana.


Si tienes un San Bernardo o estás pensando en tener uno, debes tomar en cuenta que, al igual que otros perros, si los abandonas en el jardín o dentro de casa por un tiempo prolongado, es muy probable que se vuelvan agresivos. Así mismo, debes considerar que son perros cuya anatomía fue diseñada para largas horas de trabajo en climas muy extremos.


Esto quiere decir que necesita mucho ejercicio al día. Así mismo, la raza es muy inteligente por lo que te recomendamos estimularlo con un adiestramiento positivo. Los juguetes inteligentes te pueden ser de gran ayuda en éstos casos; esconder premios por toda tu casa y hacer que los encuentre; etc.


Por otro lado, al ser un perro de talla extra grande, su alimentación es muy importante; sobre todo cuando es cachorro. Sus huesos y articulaciones deben ser muy fuertes para aguantar todo el peso que va a tener que cargar de adulto. Esto se traduce en un costo de mantenimiento alto.


Respecto a su salud, debes tomar en cuenta que es un perro para climas muy fríos y eso lo hace más susceptible a los golpes de calor. Así mismo, por tratarse de una raza de talla extra grande, debes cuidar que no sufra sobrepeso ni obesidad, pues eso puede ocasionarle a largo plazo displasia de cadera y/o de codos.


Recuerda acudir al veterinario cada 6 o 12 meses para asegurarte de que goce de una buena salud, tenga sus vacunas al día, y lo desparasiten. Un San Bernardo con los cuidados correctos puede llegar a vivir entre 8 y 11 años.

Juan de la Barrera 78, Local A,

Condesa, Cuauhtémoc,
CDMX 06140

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

55 7162 2179 Y 55 7162 2184

Todos los derechos Reservados.